Propellers

Hélices

Las hélices patentadas se han diseñado especialmente para las características de los motores D4 y D6, para obtener un rendimiento extraordinario.

El diseño de las hélices para el sistema Duoprop difiere en gran medida de los sistemas de propulsión convencionales con una sola hélice. La hélice delantera y la trasera deben interactuar y repartirse la generación de la fuerza, de lo contrario, aumentará el desgaste de la transmisión.

Eficacia extrema
Las hélices presentan una eficacia extrema y la potencia del motor se emplea por completo para dirigir la embarcación hacia delante. La unidad delantera cuenta con tres palas y es ligeramente mayor que la hélice trasera de cuatro palas, que funciona dentro del flujo de propulsión que crea la unidad delantera. Esto equilibra las fuerzas y se obtiene una gran eficacia a lo largo de toda la gama de potencia.

Nueve versiones
Las hélices se encuentran disponibles en nueve versiones, cada una diseñada para una velocidad específica, que oscila entre 25 y 45 nudos. Cada par de hélices se ha diseñado a medida para una velocidad determinada y de este modo se obtiene una gran eficacia con un margen óptimo contra la cavitación. Ni el fabricante ni el propietario de las embarcaciones tendrán que tener en cuenta el tamaño y la cabezada, ya que la serie es completamente sistemática y simplemente será necesario realizar la selección en función de la velocidad máxima de la embarcación.

Fabricadas con aleación de níquel, aluminio y bronce
Las hélices del sistema de propulsión DP se fabrican con una aleación de níquel, aluminio y bronce, un material común en hélices de instalaciones intraborda. Volvo Penta es el primero en utilizar este material en hélices para motores dentro-fuera borda. Las principales ventajas son que permite la fabricación de hélices de alta precisión y que éstas puede soportar la gran potencia del motor. La resistencia a la corrosión también es excelente, con total aislamiento eléctrico en las hélices.

Inoxidable para velocidades superiores a 45 nudos
Para el sistema de propulsión DPR existe una serie de hélices de acero inoxidable diseñadas para velocidades superiores a 45 nudos.