1935

1935: Volvo asume el control

A principios de la década de 1930, Fritz Egnell perdió el control de Pentaverken y el Banco de Gotemburgo adquirió una participación mayoritaria. Todos los años, la empresa producía más motores Volvo que motores Penta y la participación financiera de Volvo en Pentaverken crecía. La producción de motores marinos, industriales y de automóviles bajo un mismo techo dejó de ser una operación sencilla como lo había sido al principio.

Aunque los estudios de productividad y la producción de cadena de montaje se introdujeron muy pronto, en 1930, surgían constantes problemas en primavera y verano que eran la temporada alta para Volvo y para otros clientes. Volvo era un cliente exigente muy codiciado por muchas otras empresas suecas y a menudo era necesario trabajar día y noche para acabar sus pedidos.

En 1935, Volvo asumió totalmente el control y la empresa pasó a llamarse Volvo Pentaverken. En el mismo año, Volvo trasladó un departamento de diseño y ventas a Gotemburgo y montó AB Pentaverken en Gotemburgo, la empresa desde la cual se desarrolló AB Volvo Penta.