1960

1960: Éxito de AQUAMATIC

La audaz apuesta del Aquamatic tuvo éxito, principalmente como resultado del duro trabajo dedicado a establecer colaboraciones con constructores de barcos durante los años 50. Botveds Boats, un constructor de barcos danés, fue la primera empresa que invirtió en el Aquamatic en su embarcación recientemente diseñada, el Coronet. El Coronet abrió el mercado de los Estados Unidos y, para mediados de los años 60, el éxito estaba asegurado. El Aquamatic fue el primer producto realmente grande de la década de los sesenta, el segundo avance importante en la historia de Penta. Para atender la demanda se construyó una nueva planta en Köping. Sólo en el mercado de los Estados Unidos se vendieron unos 2.000 paquetes del propulsor Aquamatic en 1965 y cinco años después los americanos compraron más de 5.000 paquetes de Aquamatic y casi 4.000 propulsores. En el mismo año casi 15.000 paquetes de Aquamatic y alrededor de 5.000 propulsores se vendieron en todos los mercados de la empresa.