Ventajas de la doble hélice de Duoprop

Cuando Volvo Penta presentó el sistema patentado de doble hélice Duoprop en 1982, fue el mayor evento en el mundo de la navegación desde que se inventó la hélice. Las dos hélices contrarrotativas generan una gran potencia y producen un empuje sin rival, así como un posicionamiento recto y real, incluso marcha atrás, además de una mayor aceleración en el deslizamiento.

Las dos hélices contrarrotativas eliminan las fuerzas laterales existentes en los motores convencionales dentro-fuera borda de una sola hélice. Esto significa que la energía y la potencia del motor se concentran en dirigir la embarcación hacia delante y no hacia los laterales.

Posicionamiento recto
Con la doble hélice, la posición es recta. Compruebe el peto de popa de cualquier embarcación con Duoprop. Observará que la transmisión de potencia es clara y uniforme nada más iniciarse.

Una aceleración más rápida
Duoprop aporta una aceleración hasta un 30 % más rápida y produce una velocidad máxima alrededor de un 5 % superior a cualquier sistema convencional de una sola hélice, sin aumentar el consumo de combustible. Con una carga parcial, se puede esperar una reducción del consumo de combustible de entre un 10 y un 12 %.

Deslizamiento más rápido
Gracias a la mejora del agarre en el agua, la embarcación se eleva y se desliza con más rapidez. Y permanece en este estado con menos revoluciones.

Mejor capacidad de maniobra
Tanto si se encuentra navegando a gran velocidad, rodeando boyas o atracando en un muelle repleto de embarcaciones. Siempre contará con un gran agarre, incluso al realizar giros cerrados a gran velocidad. El sistema Duoprop además reduce la tendencia de las embarcaciones a volcar.

Menor nivel de vibración y ruidos
Duoprop produce menores niveles de vibración y ruido, ya que los impulsos de aceleración se distribuyen sobre más palas. Con las hélices contrarrotativas, prácticamente no existe cavitación.